Tips y consejos para salir a correr

Salir a correr es una actividad física muy saludable, sobre todo si quieres mantener tu cuerpo en forma y perder algunos kilos, pero para ello, siempre debes tener presentes algunos tips y consejos, que pueden ayudarte a conseguir más fácilmente tus metas.

Beneficios de correr periódicamente

Salir a correr tiene beneficios muy saludables, entre ellos debemos destacar que mejora la actividad cardiovascular, la circulación sanguínea oxigenando las células de nuestro cuerpo, y sobre todo reduciendo los niveles de estrés que acumulamos diaramente.

Correr es una actividad verdaderamente placentera además de beneficiosa, pero no siempre sabemos como comenzar a practicar esta actividad, o bien pensamos que saliendo una sola vez podremos conseguir todos sus beneficios.

Pues bien, hay que tener presentes algunos tips y consejos antes de salir a correr.

Consejos para salir a correr

Es muy importante elegir la ropa y el calzado adecuado. Si bien es una actividad que puede realizarse con cualquier tipo de ropa cómoda, hay en el mercado opciones de indumentaria deportiva específica para esta actividad. Géneros livianos que permiten oxigenar y secar la piel, ya que de seguro vas a transpirar y eliminar toxinas durante dicha actividad.

Las zapatillas, siempre deben ser deportivas, de base blanda y flexible para manejar mejor los movimientos de los pies. No olvides utilizar medias de algodón, ya los pies también transpiran bastante mientras estamos corriendo.

No debes pasar por alto la hidratación, asi que deberás proveerte de una botella de agua, una toalla para secar el sudor, y el reproductor de música, que de seguro será una excelente compañía para hacer más placentera la actividad física.

Tips para empezar a correr

Lo primero que debes tener en cuenta cuando empieces una rutina de éste tipo, es plantearte metas. Las mismas deben ser acordes a la capacidad de tu cuerpo, tu resistencia y edad. No por correr más kilómetros en un día vas a perder más peso, o mejorar tu estado físico.

  • Empieza con metas pequeñas, que una vez alcanzadas pueden ir superándose.
  • Tiempo, velocidad y distancia, son las pautas que debes plantearte y a medida que vayas entrenando poco a poco podrás ir incrementándolas.
  • Siempre empieza caminando rápido o trotando lento, para calentar el cuerpo y luego incrementa la velocidad.
  • No dejes de elongar o estirar los músculos luego de tu rutina, eso hará que luego no sientas ningún tipo de dolor, sobre todo en las primeras sesiones.

Para empezar a correr, como ya dijimos, no hay que hacer grandes distancias una sola vez, es mucho mejor ser constante e incrementar las distancias de a poco. Empieza paulatinamente una o dos veces por semana, luego tres, y luego podrás realizar esta rutina todos los días de la semana que quieras.

Se constante, no abandones la actividad física , cuando te sientas cansado. Salir a correr incrementará tus energías a pesar del cansación, mejorará tu descanso y reducirá los niveles de estrés.