Tips y consejos para cultivar cactus

Los cactus son plantas que hoy en día se utilizan mucho en decoración, provenientes de zonas muy áridas, aportan un colorido vistoso, y se pueden cultivar tanto en exteriores como en el interior de tu casa. Existen múltiples variedades de cactus, con diferentes formas, floraciones, etc. pero todos más o menos requieren en general de los mismos cuidados.

Consejos para cultivas cactus en tu hogar

Si aún no has descubierto la belleza de estas plantas, pero estas pensando en adquirir alguna de ellas, ten presente los siguientes consejos, que seguramente te serán de mucha utilidad.

Es muy importante al adquirir un cactus poner atención en el riego, el sustrato, la temperatura y el abono que le brindamos a nuestra planta, para que crezca y se desarrolle de forma adecuada.

  • Temperatura: Los cactus se adaptan muy fácilmente a las variaciones de temperatura, altas y bajas, de allí que son ideales para cultivar, ya que se adaptan a cualquier estación del año. El cuidado puntual sobre la temperatura lo debes tener en el caso de vivir en zonas de heladas, sobre todo si se encuentran al aire libre, siempre será mejor cubrirlos durante los fríos intensos.
  • Abono: Los cactus se deben fertilizar en primavera y en verano, aunque no es indispensable para que la planta se desarrolle, se sentirá beneficiada. Nunca abones tus cactus en invierno. Los mejores fertilizantes son aquellos que contienen potasio y fósforo.
  • El sustrato: Los cactus requieren de un suelo arenoso, por lo tanto el mejor sustrato para estas hermosas plantas se formulara a base de humus, arena y arcilla por partes iguales. Recuerda que son plantas originarias de zonas mayormente cálidas, y áridas. Necesitan un suelo con muy buen drenaje para no pudrir sus raíces, asi que puedes agregar al sustrato un poco de gravilla, o bien arena, para facilitar el drenaje perfecto del agua.
  • Riego: El riego de los cactus se debe efectuar con frecuencia en primavera y verano, dos a tres veces por semana, dependiendo del sustrato y el drenaje del mismo. Para saber cuando necesitan agua, ponemos atención en el suelo, si esta bien seco, es el momento de regarlo. En invierno el riego debe espaciarse cada 10 o 15 días. Ten presente que un riego excesivo, puede dañar la planta.