Moldes caseros para trabajar resina líquida

La resina líquida es un material muy utilizado hoy en día para realizar un sinfin de manualidades. Para aquellos artesanos amantes de éste material, hoy les enseñamos algunos moldes caseros que seguramente tenemos en nuestro hogar, para trabajar resina y salir del paso si no contamos con los moldes puntuales, en el momento de poner manos a la obra.

La resina es un material muy versátil, que nos permite no solo moldearla, sino darle color, agregar textura y realizar obtejos muy personalizados. Se la puede utilizar para cubrir objetos y cambiar su aspecto, para realizar nuevas creaciones, que van desdepisapapeles,  botones, hasta piezas decorativas más importantes.

Como éste material es bastante fácil de utilizar, solo debemos tener presente el molde que vamos a necesitar para contenerla. La resina en sí, es líquida, por eso necesitamos un buen molde para darle forma, y obtener cualquier pieza deseada.

En el mercado hay muchos moldes específicos para trabajar éste material, son flexibles en su mayoría y se consiguen en tiendas artísticas, pero también podemos hacer nuestros propios moldes o utilizar algunos elementos para darle forma, que seguramente tenemos en casa.

Moldes caseros para resina líquida

Cualquier molde flexible que tengamos en casa, nos puede servir para darle forma a la resina, incluso nuestras cubeteras para hacer hielo, son aptas para trabajar con éste material, alcanza con recubrir con desmoldante la superficie, colocar allí la resina y dejarla endurecer para luego obtener las más variadas formas que se nos ocurran.

También podremos realizar nuestros propios moldes caseros para resina, con acetato, cartón o cartilina de colores. Estos materiales que mencionamos son bastante flexibles y nos permiten recrear las más variadas formas, para contener la resina líquida y una vez endurecida, desmoldar con facilidad.

Para ello, solamente deberemos elegir una forma, realizar una base y contorno en acetato o cartón para luego con ayuda de cinta de papel, dar la forma al contorno del alto que deseamos. Una vez que tenemos hecho el molde, lo recubrimos con papel film, colocamos allí la resina y dejamos fraguar hasta que esté completamente endurecida. Desmoldamos.

Tambien podemos usar cortantes de galletas, o cortantes con las más variadas formas, solo deberemos realizarle una base ya sea con cartón, cartulina, o bien acetato y adherirla cuidadosamente con cinta de papel, luego forraremos con film transparente el interior y exterior de nuestro molde para asegurarnos que no se derrame la resina, y ya podemos utilizarlo.