Manualidades, técnica de falso craquelado

La técnica de craquelado, nos permite darle un aspecto a nuestras manualidades, de pintura cuarteada o envejecida. Decorativamente este aspecto envejecido y gastado lleva mucho tiempo e incluso años para lograrse de forma natural, pero lo podemos conseguir de forma simple y sencilla; ya que en el mercado encontraremos con facilidad productos específicos para realizarlo, e incluso podemos hacerlo con un producto que tenemos siempre en casa y realizar la técnica del falso craquelado con ayuda de cola vinílica.

Tipos de productos para craquelar pinturas

En el mercado vamos a encontrar dos tipos de productos para realizar la técnica de craquelado. Uno es a base de dos componentes que se presentan en gel, y el otro un craquelador simple de un solo componente.

El craquelador de dos componentes se aplica dando una mano sobre la superficie pintada con el primer producto, luego aplicando una mano de pintura en el mismo sentido, y finalmente aplicando el segundo producto que es el que se encarga de darle el aspecto craquelado a la pintura. Se deja secar, y luego se resalta con alguna pátina o betún de judea.

El craquelador de un solo componente es más sencillo de utilizar, se aplica sobre la pieza pintada en cantidad necesaria dependiendo del resultado que deseamos obtener, se lo deja actuar hasta que se torna pegajoso y allí se aplica una mano de pintura látex en el mismo sentido sobre la zona a craquelar. En pocos minutos empezará a cuartearse la pintura. Generalmente se utiliza sobre un color de base oscuro, y se aplica luego del producto una mano de pintura látex al agua, más clara.

Técnica del falso craquelado

Para realizar esta técnica de falso craquelado, vamos a ayudarnos de cola vinílica, que casi siempre tenemos en casa. Es una técnica súper sencilla además de económica.

Vamos a aplicar abundante cola vinílica sobre nuestra pieza a craquelar, y luego sin dejar secar aplicaremos una mano de pintura por encima. Es importante poner atención en no repetir los trazos, asi que solo colocaremos pintura donde sea necesario.

Hecho esto con la ayuda de una pistola de calor o secador de pelo, vamos a airear la superficie recien pintada, esto facilitará que la cola vinílica y la pintura se sequen, y aparecerá el falso craquelado.

Se puede aplicar en cualquier tipo de superficie siempre que sea de manera horizontal, justamente para evitar derrames de pintura o cola vinílica, y los resultados son practicamente iguales a los que podríamos obtener, con cualquier producto craquelador, mencionado anteriormente.