Manualidades, aprende a utilizar resina polimérica

La resina polimérica, es un material que posee la rigidez del plástico, y una transparecia parecida a la del vidrio. Es muy utilizada para diversos tipos de proyectos en manualidades, por su terminación delicada y llamativa. Con ella se pueden confeccionar una gran variedad de piezas, solo hay que conocer algunos secretos para manipularla de forma correcta, ya que se sugiere trabajarla con ciertos cuidados.

Que es la resina polimérica

Básicamente la resina polimérica es un material formulado por dos compuestos que se adquiren conjuntamente. Resina y catalizador.

La resina viene en forma acuosa que al ser mezclada con el catalizador, por medio de una reacción química se transforma en un polímero, una especie de plástico duro que puede ser transparente y resistente. Cuando éstos componenetes son mezclados se eleva la temperatura de la preparación, por eso debe trabajarse con cuidado y precaución, sobre todo al elegir los moldes que se utilizarán para darle forma, ya que deben ser muy resistentes al calor.

Como preparar y utilizar resina polimérica

La resina polimérica se prepara según las intrucciones de su fabricante, y teniendo presente la temperatura del sitio donde la vamos a trabajar, ya que si la misma es elevada, deberemos utilizar menos cantidad de catalizador, para obtener una fórmula perfecta.

En regla general debemos prepararla a una temperatura ambiente promedio de 20 a 25 grados, con las siguientes proporciones:

* De ½ hasta 1 ½ Kg de resina: utilizaremos 0,3% de catalizador.

* Más de 1 ½ kg de resina: utilizaremos 0,1% de catalizador.

Ten presente cuando trabajes con resina polimérica que se debe limpiar rápidamente la superficie de trabajo, para ello se utilizan solventes o acetona, siempre se debe trabajar en un lugar aireado, y con guantes y anteojos para evitar accidentes.

La resina polimérica se puede colorear ya que es muy versátil, para ello se pueden utilizar colorantes especiales para este tipo de material, o bien utilizar laca vitral o colorantes vegetales de los que utilizas en gastronomía.
Admite el agregado de otros productos como piedritas, piedra pómez, nácar, cuarzo en polvo, que le otorgarán diferentes acabados. Estos agregados deben colocarse apenas terminas de prepararla y luego se colocan en los moldes elegidos.

Los moldes que utilices deben estar en perfecto estado, ya que su textura es practicamente parecida a la del vidrio, lisa y suave, por lo tanto cualquier defecto en el molde, hará que la terminación de la pieza sea defectuosa. De todos modos, es un material que permite ser pulido, y así darle la terminación perfecta y delicada que muchos conocemos.

Para pulir la resina polimérica podemos utilizar una lija al agua húmeda y pasta para pulir, o utilizando cualquier pasta pulidora para metales. Es importante que en el momento de pulir una pieza utilicemos un paño que no deje restos de pelusa.

En el caso de los moldes, siempre recuerda utilizar vaselina en crema o líquida para lubricarlos, esto permitirá, además de proteger el molde, que las piezas una vez secas se desprendan con mayor facilidad.