Jardinería, cuidados del palo de agua

El Palo de Agua o Tronco de Brasil, es una planta decorativa que aporta vida a nuestros espacios, y es bastante fácil de cultivar si tenemos presentes ciertos cuidados. Hoy te enseñamos los cuidados  del Palo de Agua  para que crezca saludable y bello en el jardín o interior de tu casa.

Cuidados del Palo de Agua o Palo de Brasil

El Palo de Agua es una planta que crece naturalmente en ambientes tropicales, y se puede cultivar tanto en interior como exterior. Sus hojas son perennes de color verde oscuro intenso con una franja de color amarillento en el medio y cuelgan hacia abajo y su tronco es marrón y va formando anillos a medida que la planta crece.

Si bien, la mayoría de las personas que conocen esta planta piensan que solamente posee un hermoso follaje, el palo de agua florece, pero para poder disfrutar de éste bello privilegio que nos regala la naturaleza, la planta debe alcanzar aproximadamente unos 2 metros de altura y llevar un óptimo crecimiento.

Ten presente los siguientes cuidados para lucir hermoso el Palo de Agua durante todo el año:

  • Ambiente: Como ya dijismos es una planta que puede cultivarse tanto en interior como exterior. Lo importante es que independientemente de ello, nunca la coloques directamente a la luz solar, ya que sus hojas son muy sensibles y pueden quemarse. Tampoco lo coloques en lugares demasiado oscuros, porque la falta de luz decolora sus hojas, prefiere un sitio iliminado sin sol directa del sol.
  • Temperatura: Su origen es tropical, por lo tanto la temperatura de hábitat del Palo de Agua es muy importante, 20 a 25 grados es lo apropiado, ya que demasiado frío hace que pierda sus hojas. También es importante que el ambiente esté húmedo, para ello se recomienda rocial la planta al menos cada dos o tres días, o bien limpiar sus hojas con un paño húmedo.
  • Reproducción: Su reproducción se puede realizar mediante esquejes, o buscando que los troncos de la poda hagan raíces. La época para realizar este trabajo es en primavera o en otoño.
  • Riego: El palo de agua si bien necesita humedad, no requiere de mucho riego; lo que queremos decir con ésto es que el sustrato no debe regarse constantemente alcanza con regar la planta una vez por semana o cada 10 días. Recuerda que debe tener buen drenaje, ya que el exceso de agua hará que sus hojas pierdan brillo y se puede pudrir la planta.
  • Transplates: El cambio de maceta se puede realizar cada dos años, a medida que la planta vaya creciendo.
  • Poda: Para realizar la poda del Palo de Agua deberemos cortar la parte superior, así permitiremos que nazcan nuevos brotes. Una vez que la planta de brotes, vamos a cortarlos y colocarlos en agua, hasta que suelten raíces y de allí, luego, podremos plantarlo en una maceta.

Nota: Una vez al mes, para fortalecer tu palo de agua, coloca algún fertilizante líquido en el agua de riego para abonarla.