Jardinería, abono natural para tus plantas

¿Estas buscando una forma natural de abonar tus plantas? Hoy te contamos como preparar una abono natural casero, económico y fácil de preparar que servirá para darle fuerza y vitalidad a las plantas de tu hogar.

Si bien los abonos químicos e industriales son muy efectivos, podemos aprovechar la misma naturaleza y sus nutrientes para incrementar el crecimiento y la vitalidad de nuestras plantas toma nota.

Como preparar abono natural, materiales

Para preparar un abono natural, vamos a necesitar:

  • Restos de césped cortado
  • Restos de cáscaras de huevo
  • Restos de frutas, cáscaras y centros de manzanas, bananas, etc.
  • Restos de plantas
  • Una cubeta grande
  • Tierra

Es importante que todos estos elementos se vayan recolectando para hacer nuestro abono natural, por eso se recomienda separarlos del resto de los residuos que eliminamos a diario.

Una vez que tenemos los mismos recolectados, serán nuestra materia prima para realizar el abono.

Como preparar abono natural, paso a paso

Preparar el abono natural es sumamente fácil, cuando ya hemos recolectado suficiente de éstos residuos naturales, los vamos a enterrar en una cubeta bien grande y crubir con algo de tierra. Es importante poner cuidado en el almacenamiento, ya que debemos mantenerlo alejado de cualquier tipo de insectos o peste.
Nota: No se deben agregar al compost residuos de grasas o de alimentos animales.

Una vez que tenemos realizada la mezcla será indispensable mantener su humedad, por lo que se recomienda con guantes ir mezclando y rotando la mezcla para mantenerlo. En el caso que se seque, deberemos pulverizarlo cuidadosamente con agua, evitando encharcar la composición.

Si la cantidad de abono natural es mucha, la podemos remover con una pala o rastrillo. En el caso de ser poca cantidad, alcanza con colocarse unos guantes y remover la capa superior para que se mantenga mezclado y húmedo.

Cuando podemos utilizar nuestro abono natural

Por lo general realizar un compost de abono natural lleva su tiempo, entre 2 a 4 meses de estacionamiento, por ello se recomienda realizar esta mezcla en otoño, ya que así se podrá utilizar para fertilizar el jardín antes que llegue la primavera.

Para reconocer que el abono natural está listo para usar, alcanza con prestar atención a su coloración y textura. Podremos notar facilmente que se ha transformado en una mezcla esponjosa, aireada de color marrón oscuro, no quedarán visibles los restos de cáscaras u otros elementos que hayamos utilizado para realizarlos, y tendrá un olor particular a tierra húmeda.

Este abono natural, se puede utilizar en macetas, canteros o directamente en la tierra de nuestro jardín, para realizar transplante o fertilizar la tierra de una temporada para otra.