Consejos para recuperar ollas quemadas

A todos nos ha sucedido alguna vez que por un descuido, una rica y deliciosa comida, se nos terminó carbonizando al fuego, y luego nuestra olla, además de quemada parece totalmente irrecuperable. En éstos casos no hay que desecharlas, con algunos consejos últiles podemos recuperar ollas quemadas independientemente del material que sean y dejarlas como nuevas.

Consejos, trucos para recuperar ollas quemadas

Lo importante cuando ésto nos sucede es no desesperar, y poner atención a éstos simples consejos que nos evitarán pasar horas y horas puliendo nuestra olla quemada para recuperarla.

  • Lo primero que debemos hacer, es colocar nuestra olla quemada en agua hirviendo y dejarla en remojo al menos unas 12 horas, para poder ablandar y desprender el hollín, o la comida carbonizada.
  • Paso siguente, cuando los restos adheridos y quemados estén más blandos podremos retirarlos con ayuda de una esponja suave, y el detergente desengrasante que utilizamos cotidianamente.

De buenas a primera, no vamos a eliminar todos los restos de comida quemada de nuestra olla, por lo que luego de lavarla, vamos a colocar agua, detergente o lejía ( lavandina) eligiendo uno de ellos,( nunca mezclando los dos porque la fórmual resulta tóxica) y llevaremos esta preparación a fuego mínimo hasta que hierva unos minutos, para desprender la suciedad más adherida y dificil de retirar.

  • Si la olla no está demasiado quemada podemos reemplazar el detergente o la lejía por sal, colocando agua, sal y repitiendo el procedimiento anterior, hasta que hierva por unos minutos.

La idea es desprender la suciedad y costra quemada, sin tener que raspar nuestra olla, ya que podemos empeorar la situación y terminar por inutilizarla completamente.

Una vez que hemos hecho ésto, lavaremos cuidadosamente como de costumbre con esponja suave y detergente o desengrasante.

Muchas ollas poseen una superficie delicada, como lo son las ollas de teflón, en la que no podemos rasparlas con esponjas de acero, cualquiera de estos procesos mencionados, pueden ayudarnos a recuperar nuestras ollas quemadas de forma delicada.

También se puede utilizar agua con bicarbonato de sodio, si la superficie lo permite ( ollas de acero) y con ayuda de una esponja pulir cuidadosamente y luego limpiar y lavar como de costumbre.

Nunca sabemos cuando una distracción, puede hacer que se nos queme una olla y la comida, pero con paciencia, y éstos consejos, seguramente podrás recuperarlas fácilmente.