Beneficios y propiedades del drenaje linfático

El dreneja linfático es una especie de masaje manual que ayudan a eliminar toxinas y remover líquidos y fluídos que se encuentran en el interior de nuestro cuerpo. Básicamente es una técnica que busca incrementar los procesos de desintoxicación del organismo, favoreciendo la circulación, la pérdida de peso, y un bienestar general de nuestra salud.

Drenaje linfático, como se realiza la técnica

La técnica de drenaje linfático, se realiza generalmente con masajes manuales, aunque hoy en día también se puede realizar mediante aparatología en centros especializados. Estos movimientos y masajes suaves tienen el objetivo de movilizar los residuos corporales a través del sistema linfático, logrando asi desintoxicar el organismo de forma natural.

Masajes suaves y placenteros, bombeos manuales en determinadas zonas, masajes de arrastre y leves presiones, son parte del conocido drenaje linfático dependiendo de la zona a tratar. Con ellos se estimula directamente el sistema linfático el cual es el encargado de detectar virus y bacterias que atacan cotidianamente a nuestro cuerpo.

Como se realiza mediante masajes estimulantes, también produce relax y bienestar en todo nuestro cuerpo, no solo sirve para desintoxicar nuestro organismo, sino también para calmar dolores, molestias y mejorar significativamente el sistema inmunológico.

Beneficios del drenaje linfático

Entre los muchos beneficios que podremos obtener con ésta técnica encontraremos:

  • Es ideal para acelerar procesos de regeneración de los tejidos y cicatrizar
  • Evita la formación de bolsas y arrugas en los ojos
  • Elimina el exceso de grasa, tonificando la piel y los músculos
  • Es ideal para corregir pieles con acné
  • Mejora significativamente la circulación sanguínea
  • Incrementa el sistema inmunológico
  • Previene la celulitis y la formación de estrías
  • Combate el insomnio
  • Reduce la presión arterial
  • Combate el estrés
  • Elimina la retención de líquidos
  • Es ideal para tratar procesos de ansiedad
  • Reduce múltiples dolores, de cabeza, espalda, cintura, entre muchos otros
  • Reduce edemas, en pies, tobillos y rodillas
  • Mejora las várices y elimina arañitas
  • Fortalece el sistema respiratorio, digestivo e intestinal.

Si bien el drenaje linfático es una técnica con muchos beneficios, y no posee muchas contraindicaciones, nunca está de más consultar con tu médico de confianza y realizar este tipo de tratamientos con un buen especialista, para obtener resultados plenamente saludable.