Beneficios y propiedades del aceite de Argán

El aceite de argán poco conocido y también poco utilizado, es un aceite con múltiples propiedades y beneficios, tanto en el área de belleza, como para nuestra salud. Te invitamos a conocer algunas de las bondades del aceite de argán para que tengas presente.

Propiedades del aceite de Argán

El aceite de argán es extraído de su semilla, la cual se conoce como almendra de argán. Es un potente regenerativo celular por el alto contenido de antioxidantes que posee, lo cual previene significativamente el envejecimiento prematuro de las células de nuestro cuerto.  Con el uso de éste aceite, la piel en poco tiempo se renueva, se ve más joven y sobre todo tersa.

El aceite de argán es ideal para hidratar el cutis seco, tratar neurodermatitis, mejorar la piel con acné, cicatrizar lesiones, heridas de la piel y quemaduras. Además es perfecto para fortalecer las uñas quebradizas, el cabello, y cuidar la piel.

Beneficios del aceite de Argán

No solo es ideal para cuidar nuestra estética, además de todo lo mencionado el aceite de argán es perfecto para cuidar nuestra salud. Entre sus muchos beneficios debemos mencionar:

  • Es un aceite bajo en calorías, siendo ideal para la cocina de personas con sobrepeso y diabetes
  • Potente antioxidante que acelera la regeneración celular y la recuperación de órganos dañados
  • Reduce la hipertensión
  • Controla el nivel de colesterol en sangre
  • Alivia dolores musculares y reumáticos, ya que es potente antiinflamatorio natural
  • Mejora los procesos digestivos
  • Se le atribuyen propiedades anticancerígenas

Usos del aceite de Argán

Como ya hemos dicho, el aceite de argán posee múltiples propiedades y beneficios, no solo en los tratamientos de belleza sino también para nuestra salud y bienestar.

Lo podemos utilizar:

Cuidado de la piel a diario: Nutre, hidrata, y se aplica frotandon con un algodón embebido, mediante masaje circular ascendente. se deja actuar una hora y se retira con agua tibia.

Uñas quebradizas: Mezclado con jugo de limón en partes iguales, se aplica frotando las uñas mediante masajes. Se puede aplicar en manos y pies. Dejando actuar durante toda la noche.

Cuidados del cabello: Aplica directamente una cucharada de aceite de argán sobre el pelo masajeando sobre todo las puntas. Deja actuar 45 minutos, y luego retira con abundante agua, para proceder al lavado tradicional del cabello.